Seis de cada diez personas creen que aumentó la corrupción en el país

El 22 por ciento de los colombianos que han acudido a hospitales públicos han tenido que pagar un soborno, dar un regalo o hacer algún favor para obtener un servicio. 
Esta es solo una muestra de los resultados del Barómetro Global de Corrupción 2016 para América Latina y el Caribe, una encuesta de opinión pública realizada a ciudadanos de 20 países de la región sobre percepciones y experiencias de corrupción.

En general, el estudio revelado por Transparencia Internacional establece que tanto en Colombia como en República Dominicana, México, Perú y Venezuela, “los índices de soborno son elevados” y que hay una percepción generalizada en la región de que el fenómeno está en ascenso y que los gobiernos no combaten con determinación la corrupción. Incluso, que casi un tercio de quienes denuncian sufren represalias.
El caso colombiano
De acuerdo con ese estudio, realizado entre el 12 de mayo y 6 de julio del 2016, el 61 por ciento de los encuestados el año pasado por el Barómetro 2016, es decir 6 de cada 10 personas, consideran que la corrupción en Colombia ha aumentado.
Y eso se puede sustentar frente a otros años en los que se realizó la encuesta. En el 2010, por ejemplo, solo el 28 por ciento de los encuestados consideraban esto y en el 2013, esa cifra era del 56 por ciento.
A juicio de Andrés Hernández, director ejecutivo de Transparencia por Colombia, el resultado más importante de esta encuesta es que el 74 por ciento de las personas “consideraron que la ciudadanía sí puede hacer una diferencia en la lucha contra la corrupción en nuestro país”.
Hernández agregó que “en medio del desencanto y la desesperanza frente a los hechos de corrupción conocidos en el sector público, en la justicia y en el sector privado, estos datos nos indican que debemos elevar los niveles de sanción social y política a la corrupción”.

Para esto –dice el informe– se requieren mecanismos más claros para la denuncia y una protección más efectiva para quien se atreva a hacerlo. De hecho, el 64 por ciento de los encuestados dijeron estar dispuestos a pasar un día presentando los hechos ante un tribunal.
Algunos de los casos que cita el informe son, por ejemplo, que un 20 por ciento de los colombianos encuestados aseguraron haber tenido que pagar soborno para servicios relacionados con la Policía o con las escuelas públicas.

Además, el 19 por ciento de los 1.200 consultados en el país reconocieron haber pagado coima en entidades de registro, en casos como trámites de documentos de identidad. Asimismo hubo quienes admitieron haber pagado para el acceso a servicios públicos domiciliarios y para trámites ante tribunales de justicia.
Evalúan a las entidades
El Barómetro también mostró que los encuestados no están muy de acuerdo con la forma como el Gobierno está enfrentando este problema, y así lo consideraron el 59 por ciento de los encuestados. 

De acuerdo con la investigación, al consultar a los colombianos sobre la percepción de corrupción de algunas entidades, la primera es el Congreso, pues el 54 por ciento así lo estimó.
El segundo lugar en esa percepción es para la Presidencia de la República con sus ministros, con el 48 por ciento. Enseguida vienen los concejales, con el 46 por ciento, seguidos por la Policía, con el 41 por ciento.
Y justo cuando se está en medio del escándalo por actos de corrupción en las altas cortes de la justicia, el 37 por ciento de quienes respondieron el estudio tienen la percepción de que estas corporaciones están afectadas por la corrupción.
Asimismo hubo quienes admitieron haber pagado para el acceso a servicios públicos domiciliarios y para trámites ante tribunales de justicia. 

Vía El tiempo 

Loading Facebook Comments ...