Bachelet, una ex presa política que defiende la democracia

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, llega hoy al país para ver con sus propios ojos y escuchar de boca de los propios afectados la situación por la que atraviesa Venezuela. La que ella misma avaló en un informe presentado por la ONU en marzo pasado y en el que, entre otras cosas, expuso el delicado “deterioro al sistema de salud, el colapso en los servicios públicos, la criminalización de la protesta, la emigración masiva de venezolanos, las denuncias de asesinatos por parte de las Faes”, entre otros problemas que han sido denunciados.

Bachelet se muestra preocupada por las “dimensiones y la gravedad de la crisis en materia de cuidados médicos, alimentación y servicios básicos” y asegura que las medidas adoptadas por el Gobierno “no han sido suficientes”. Sin embargo, también mencionó que aunque la “devastadora crisis social y económica comenzó antes de la imposición de las primeras sanciones económicas en 2017, me preocupa que las recientes sanciones sobre las transferencias financieras derivadas de la venta de petróleo venezolano en los Estados Unidos puedan contribuir a agravar la situación económica”.

La expresidenta chilena se reunirá con el presidente de la República, Nicolás Maduro, y en otra cita se encontrará con el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino en enero pasado y respaldado por más de 50 países.

Para la oposición venezolana Bachelet está en el deber actuar “en favor de la democracia”. A juicio del dirigente Pablo Pérez, exgobernador del Zulia, “a Bachelet le toca en este momento una labor histórica frente al mundo y frente a lo que representa el sistema democrático. Fue presidenta y vivió y sufrió en carne propia lo que es una dictadura”.

Bachelet es una socialista hija de Alberto Bachelet, general de brigada de la Fuerza Aérea chilena que acompañó a Salvador Allende en su gobierno como miembro del movimiento Unidad Popular y militante del Partido Socialista. Su padre fue a la cárcel, lo torturaron y mataron por no querer sumarse al golpe de Estado que el general Augusto Pinochet dio el 11 de septiembre de 1973.

Junto con su madre pasó a la clandestinidad y fue cuando comenzó a ayudar al Partido Socialista de Chile, al que perteneció su padre. En 1975 ella y su madre, Ángela Jeria, fueron apresadas y experimentaron también la tortura y las vejaciones del régimen militar.

“Me separaron de mi madre. Me empezaron a interrogar. Me torturaron (…) me cuesta recordar, como que se me bloquearon los malos recuerdos. Pero lo mío no fue nada al lado de lo que sufrieron otros”, relató sobre su experiencia.

Al final, fue tramitado para Michelle el exilio. Fue acogida por el gobierno de la República Democrática Alemana, gracias a las gestiones del gobierno socialista de Erick Honecker. Mantuvo vínculos cercanos con el Partido Socialista Unificado de Alemania, en pleno apogeo de la Guerra Fría y el Muro de Berlín. En esa ciudad conoció a su esposo, el también chileno Jorge Dávalos, militante del Partido Socialista y que se encontraba promovido por la Stasi para hacer un curso de explosivos y pistolas.

Solo estuvo en la Alemania socialista cinco meses. No terminó de estudiar Medicina porque recibió el permiso para volver a Chile, y así lo hizo. Se dedicó a terminar su carrera de Medicina. Sin embargo, eso no le impedía participar en las protestas anti-Pinochet ni establecer lazos con el Partido Comunista.

En 1996 fue elegida miembro del Comité Central del partido y perdió su primera elección a escala municipal. Se dedicó entonces a estudiar estrategia militar en la Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos.

En el 2000, luego de haber participado en su campaña, fue nombrada ministra de Salud del presidente Ricardo Lagos. En 2002 fue designada jefa de la cartera de Defensa, la primera mujer en Iberoamérica con este cargo. En su discurso de aceptación dijo ante el alto mando militar chileno: “Soy mujer, socialista, víctima de la dictadura, separada y agnóstica; junto cinco pecados capitales, pero vamos a trabajar bien”. De allí comenzó a dispararse su carrera política, que la llevó a ser presidente de Chile en dos oportunidades, desde 2006 al 2010, cuando coincidió con el fallecido presidente Hugo Chávez; y luego desde 2014 al 2018.

Ahora llega a Venezuela para completar lo que en marzo su equipo de trabajo pudo recoger en hospitales y en reuniones con afectados. “Esperamos que pueda reunirse (…) con los hijos, hermanos, esposas de todas las personas que han sido ejecutadas extrajudicialmente”, declaró Carolina Jiménez, directora de investigaciones para las Américas de Amnistía Internacional.

Mientras que el exgobernador de Miranda y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles, la conminó a visitar el Zulia: “Entre por Maracaibo, inicie su visita a Venezuela por el estado Zulia”, y colgó un video en su cuenta Twitter en el que muestra imágenes de la falta de servicios en la capital zuliana, además de colas en las estaciones de servicio.

Otro que elevó su petición fue el también excandidato presidencial Henri Falcón, quien  solicita la gestión de la ONU para destrancar el conflicto político y lograr el “levantamiento de ciertas sanciones, con carácter de urgencia, por su efecto demoledor; porque contribuyen al agravamiento de la crisis. Esto debe ser considerado como materia de primer orden, en el marco de un proceso de concertación política, que garantice la estabilidad de un proceso de transición”, expuso Falcón en una carta pública.

Oposición, Gobierno, partidos políticos, ONG’s, tienen la mira puesta en esta visita quepor mucho tiempo se le había solicitado a Bachelet para que observara la situación del país.

Vía Panorama

¿Deseas apoyarnos?
Puedes efectuar una donación para continuar informando:f

Donar Bitcoin

Scanea Para Donar Bitcoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Bitcoin Cash

Scanea Para Donar Bitcoin Cash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Ethereum

Scanea Para Donar Ethereum a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Ether:

Donar Litecoin

Scanea Para Donar Litecoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Litecoin:

Donar Monero

Scanea Para Donar Monero a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Monero:

Donar ZCash

Scanea Para Donar ZCash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar ZCash:

Loading Facebook Comments ...