Una de cada cinco muertes podría estar asociada a una mala alimentación

Una de cada cinco muertes, lo que equivaldría a unos 11 millones, se relacionó en 2017 con una alimentación inadecuada, siendo la enfermedad cardiovascular la patología que más contribuyó  a la mortalidad, seguida del cáncer y la diabetes tipo 2, reseñó el portal web especializado en medicina Diario Médico.

Esta es la principal conclusión del Estudio Global Burden of Disease, que se publica en The Lancet, y que ha analizado las tendencias de consumo de 15 factores dietéticos entre 1990 y 2017 en 195 países.

Los autores del trabajo advierten de la necesidad de equilibrar los nutrientes de las dietas para reducir este riesgo, pero también reconocen que la cantidad de datos disponibles de cada factor varían, lo que eleva la inseguridad estadística de las estimaciones.

“Este estudio confirma lo que muchos ya pensaban desde hacía varios años, que una alimentación inadecuada es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo. Mientras que el sodio, el azúcar y la grasa han centrado lo debates en las últimas dos décadas, nuestra recomendación sugiere que los principales factores de riesgo dietéticos son un alto consumo de sodio y una baja ingesta de productos saludables, como los granos enteros, la fruta, los frutos secos, las semillas y los vegetales. El trabajo también resalta la necesidad de intervenciones que promuevan la producción, distribución y consumo de alimentos saludables en todo el mundo”, ha explicado Christopher Murray, director del Instituto de Métricas de Salud y Evaluación de la Universidad de Washington, y coordinador del trabajo.

El estudio ha analizado el consumo de alimentos y nutrientes en 195 países y ha cuantificado el impacto de la alimentación sobre la mortalidad y la patología no transmisible a partir de la combinación y el análisis de estudios epidemiológicos. Así se han analizado 15 elementos dietéticos: dietas bajas en frutas, vegetales, legumbres, granos, frutos secos, semillas, leche, fibra, calcio, ácidos grasos omega-3 procedentes de marisco, grasas poliinsaturadas, y dietas altas en carne roja, carne procesada, bebidas azucaradas, grasas trans y sodio.

Los resultados muestran que la ingesta de los 15 factores no cumplía las recomendaciones en casi cada región del mundo. De hecho, ninguna región consumía la cantidad recomendada de los 15 factores y tampoco se consumía ningún factor de forma correcta en las 21 regiones.

Vía Panorama

¿Deseas apoyarnos?
Puedes efectuar una donación para continuar informando:f

Donar Bitcoin

Scanea Para Donar Bitcoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Bitcoin Cash

Scanea Para Donar Bitcoin Cash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Ethereum

Scanea Para Donar Ethereum a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Ether:

Donar Litecoin

Scanea Para Donar Litecoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Litecoin:

Donar Monero

Scanea Para Donar Monero a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Monero:

Donar ZCash

Scanea Para Donar ZCash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar ZCash:

Loading Facebook Comments ...