Unos 180 días tomaría realizar nuevas elecciones

Para que elecciones sean “creíbles” y “transparentes” sería necesaria la depuración a nivel de organismos subalternos, según analistas.  Desde la AN se trabaja en el Comité de Postulaciones.

Unas “elecciones generales” o “totales” ha  propuesto la oposición venezolana y la comunidad internacional para buscarle una salida a la crisis política que actualmente atraviesa Venezuela. Pero los nuevos comicios tardarían al menos 180 días, como mínimo, una vez sea cambiado el Consejo Nacional Electoral (CNE).

El propio Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN) y reconocido por EE UU y otros países como presidente encargado de Venezuela, ha enarbolado la bandera del artículo 233, pero el mismo artículo plantea 30 días para convocar  a los comicios.

“Si Maduro dice que en 30 días vamos a elecciones el resultado va a ser el mismo, hay que cambiar el CNE. Pero una vez depurado, reinstitucionalizado el Consejo, serían 180 días para preparar esa elección en esas condiciones”, afirmó Jesús Gutiérrez, analista político y exfuncionario de la oficina regional del órgano electoral en Miranda.
A juicio de Gutiérrez,  no puede haber comicios sin que se nombren nuevos rectores, propuesta en la que ambas partes en conflicto no coincidieron en las conversaciones de diálogo de 2017. El punto se llevó a discusión y se había planteado que dos rectores los colocará la oposición, dos el Gobierno, y un tercero el Gobierno pero que lo aceptase la oposición, pero nunca se concretó.

El diputado a la AN, Juan Pablo Guanipa, coincide con Gutiérrez en que no puede haber elecciones en 30 días, “todos sabemos que eso no es posible”, porque “es necesario proceder a la escogencia de un nuevo CNE”.

“Ya estamos trabajando en la designación del Comité de Postulaciones Electorales. Inmediatamente debemos trabajar en la depuración del Registro Electoral para que los nuevos electores, los venezolanos que viven fuera y los migrados, puedan ejercer libremente su derecho. Haremos real la observación internacional, imparcial y durante todo el proceso”, escribió Guanipa en un artículo de opinión recientemente.

Unas elecciones “libres, transparentes y democráticas”, como lo señaló la UE, implican una exhaustiva vigilancia en todos sus procesos, desde la emisión de la cédula de identidad, con jornadas de cedulación e inscripción del Registro Electoral, hasta los resultados, y que en cada etapa haya representantes de los partidos políticos, aseveró Gutiérrez.

Roberto Abdul, presidente de Súmate, asomó que los cambios tendrían que venir en todos los niveles u organismos subalternos del Poder Electoral: Junta Nacional, juntas regionales y municipales, ORE (Oficinas Regionales Electorales), Comisión de Participación Política y Financiamiento, Comisión de Registro Civil y Electoral, Oficina de Infraestructura  Electoral, e inclusive, la sustitución de la empresa  proveedora del servicio de software, ExClé.

La argentina ExClé sustituyó en septiembre de 2017 a Smartmatic, luego de que esta última denunciara que hubo inconsistencias numéricas entre el dato que arrojaron las máquinas y el anunciado por la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, en las elecciones del 30 de julio de la ANC. “La diferencia entre la cantidad anunciada y la que arroja el sistema es de al menos un millón de electores”, denunció Smartmatic.

Abdul sostuvo que el personal clave del Consejo podría llegar a unas 200 personas y que habría que remplazar en todo el país, no obstante, el CNE tiene una capacidad institucional y una plataforma tecnológica sobre la cual se podría trabajar. “Ahí hay una capacidad, hay conocimiento y experiencia, todo el tema va a depender siempre de la voluntad y la disposición de los distintos actores”.

En opinión de Humberto Castillo, exrector suplente del CNE, quien fue miembro de la Junta Nacional Electoral, puede haber un nuevo CNE o no puede haberlo y eso “no va a cambiar las cosas porque con ese Consejo se han hecho elecciones transparentes en las que ha participado la oposición”.
“El tema de las garantías electorales va a ser el mismo, ahora, que hay actores que sienten más confianza con un CNE de tales características, bueno, eso se puede discutir en una negociación, pero el elemento no es la directiva, porque con esa directiva la oposición ha ganado espacios cuando ha transitado por la vía electoral”.

El expresidente uruguayo, Pepe Mujica, planteó que esta consulta sea tutelada por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Sobre la propuesta de Mujica, de que sea la ONU quien vigile, Abdul señaló que en aquellos países que no son capaces de organizar sus propias elecciones  el organismo internacional ha intervenido. “Ellos tienen experiencia en eso, en lugares donde no hay capacidad interna para organizarlas”.

Contraria a la opinión de Abdul, Castillo sostuvo que la ONU no tiene un mecanismo de acompañamiento ni de observación electoral, de hecho, para las presidenciales del 20-M se les invitó para que vinieran al país y no lo hicieron porque “esa no es la tradición de las actividades de ese organismo”.

“Este es un problema político, yo no creo que la ONU sea garantía, el garante de las elecciones en Venezuela es el CNE. Lo que creo es que los actores deben sentarse y discutan todos los escenarios posibles, para ello la ONU y otros países pueden ser facilitadores”, manifestó Castillo.

Otra voz salió desde la Asamblea Nacional esta semana, el diputado Luis Emilio Rondón, de UNT, dijo que el Parlamento nombrará a un nuevo Contralor, Defensor y Fiscal, “y estamos evaluando si se nombra un nuevo CNE”.

Treinta días siguen siendo imposibles cuando se habla de una escogencia general, desde el punto de vista técnico sería complejo, pues se trata de más de 5.000 cargos de elección popular:  2.500 concejales, 335 alcaldes, 241 diputados al Consejo Legislativo, 23 gobernaciones, 165 diputados a la AN y un presidente de la República.

La materialización de unas elecciones saldrá o no de las negociaciones entre las partes, el pasado jueves, el presidente de la ANC, Diosdado Cabello, fue enfático: “Aquí no va a haber unas elecciones generales”, mientras que el presidente Nicolás Maduro propuso comicios pero de diputados a la AN, cuyo período se vence en diciembre de 2020.

En cualquier caso, la oposición tendría otro asunto que resolver y es la arquitectura defensa del voto, desmantelada en el último año y medio en medio de inhabilitaciones de partidos.

Vía Panorama

¿Deseas apoyarnos?
Puedes efectuar una donación para continuar informando:f

Donar Bitcoin

Scanea Para Donar Bitcoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Bitcoin Cash

Scanea Para Donar Bitcoin Cash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Ethereum

Scanea Para Donar Ethereum a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Ether:

Donar Litecoin

Scanea Para Donar Litecoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Litecoin:

Donar Monero

Scanea Para Donar Monero a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Monero:

Donar ZCash

Scanea Para Donar ZCash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar ZCash:

Loading Facebook Comments ...