¿Los colombianos prefieren TV de alta gama?

La televisión fue inaugurada en Colombia el 13 de junio de 1954 en el gobierno de Rojas Pinilla y se convirtió en uno de los principales medios de difusión masiva en el país. Hoy se ha convertido en un dispositivo indispensable en los hogares colombianos, así lo describe el Dane en su más reciente Encuesta de Calidad de Vida, la cual determina que 93% de hogares cuenta al menos con un televisor.

Sin embargo, un estudio de Nielsen para Samsung establece que los colombianos prefieren televisores de alta gama o los llamados Ultra Alta Definición (UHD). Este señala que en 2016 los compradores llevaron este tipo de tecnología en 49% y que para el mismo periodo de 2017 se incrementó a 57%.

Es verdad que cada vez la tecnología en nuestro país es más avanzada, llegan nuevos dispositivos, en especial televisores que cuentan con conexión a internet (los llamados Smart TV) que muchas veces suplen la necesidad de tener un PC en casa, ya que estos permiten la navegación por la red de redes a través de ellos.

A pesar de hablar de una tecnología Smart que traduce Inteligente, los TV’s de hoy no establecen su rango en alta, media o baja gama por este tipo de tecnología. Se establece por medio de la imagen, los cuales están establecidos en definición estándar, alta definición (HD), Ultra Alta Definición (UHD), 4K con High Dynamic Range (HDR) o Alto Rango Dinámico, entre otras. Además, este mismo rango también se sujeta al tipo de pantalla, LED, Oled y si es curva o plana.

Pero el mismo estudio del Dane de Calidad de Vida determina que 63,8% posee TV a color convencional, mientras que 46,2% de los hogares poseen TV LCD, plasma o LED. Mostrando así que una cosa es el deseo de compra y otra es la realidad de tener de verdad una tecnología en TV de alta gama.

Esta encuesta realizada por el Dane nos demuestra que aún en los hogares de Colombia más de la mitad cuenta con una tecnología análoga o estándar y que aún estamos muy lejos de llegar en los hogares con dispositivos de video de alta gama.

Es verdad que actualmente nuestro país ha llegado a la cifra de 64% de acceso a internet, obligando a la población a ir adquiriendo tecnologías que les permitan tener acceso a la red de redes para comenzar a suplir necesidades que en décadas pasadas no eran posible suplir; como los hábitos de ver televisión, en especial producciones nacionales que se han visto relegadas por soluciones digitales como Netflix, YouTube, la televisión por demanda y hasta la misma televisión por cable.

Sin embargo, este tipo de cambio de hábitos en el consumo de productos audiovisuales no determina que una población, y en especial la colombiana, tenga el poder adquisitivo para comprar televisores de alta gama. Dispositivos audiovisuales que en el mercado están por encima de los $2 millones, dependiendo de sus características tecnológicas.

En consecuencia, una cosa es desear tener la mejor tecnología y otra tener el poder adquisitivo para comprarla. Cuando hablamos de un televisor, hablamos de un dispositivo que prácticamente es una necesidad en un hogar. No obstante, pensar que en Colombia hoy la mayoría de población colombiana puede llegar a adquirir un dispositivo audiovisual de alta gama es demasiado ambiciosos y poco real. Más cuando hemos visto que más de la mitad de la población aún cuenta con tecnologías análogas o estándares y que esta misma población ha tenido que sufrir el incremento del IVA a 19% en la mayoría de este tipo de gadgets tecnológicos.

Entonces, aunque hoy día la penetración de internet es más alta, los cambios de hábitos de consumo de productos audiovisuales son mayores. El poder adquisitivo sigue siendo menor al mismo poder de deseo que tenga el usuario. A pesar de que hoy 69,9% de los usuarios en Colombia cuentan con televisión por suscripción y muchos de estos cuentan también con servicios de Netflix, pague por ver, entre otras y en modalidades de prepago o pospago. Muchos de estos usan tecnologías audiovisuales de media gama, que se acomodan a su bolsillo y los fabricantes reporten ganancias en el segmento de alta gama, no significa que el grueso de la población tenga la posibilidad de llegar a esta tecnología, cuando ni siquiera más de la mitad de la población tiene un dispositivo que cumpla con los estándares de la actual demanda audiovisual.

Vía República. Co

¿Deseas apoyarnos?
Puedes efectuar una donación para continuar informando:f

Donar Bitcoin

Scanea Para Donar Bitcoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Bitcoin Cash

Scanea Para Donar Bitcoin Cash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar bitcoin:

Donar Ethereum

Scanea Para Donar Ethereum a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Ether:

Donar Litecoin

Scanea Para Donar Litecoin a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Litecoin:

Donar Monero

Scanea Para Donar Monero a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar Monero:

Donar ZCash

Scanea Para Donar ZCash a Redacción
Escanee el código QR o copie la dirección siguiente en su billetera para enviar ZCash:

Loading Facebook Comments ...