La esencia del país es simplificada en prendas y accesorios

Las hallacas, arepas, chichas e incluso los paisajes del país, cada día están más presentes en las prendas de vestir y accesorios de cada venezolano.

K-riño Vzla así lo demuestra. Este negocio familiar, confeccionaba almohadas anti- estrés con la técnica de sublimación, luego, unos monederos con diseño de animales, sirvió de inspiración para Luis José Castro, diseñador de la marca, quien quiso realizar lo mismo pero con elementos idiosincrásicos de Venezuela.

“Al no conseguir las microperlas de anime, –materia prima para las almohadas–, las dejamos de hacer y fabricamos monederos con diseños de hallacas. Luego quise realizar productos más grandes como los portacosméticos”, explica.

El cinetismo del artista plástico Carlos Cruz-Diez, también sirvió como fuente de inspiración para crear collares, cartucheras, llaveros, monederos y portacosméticos confeccionados por la mamá de Castro, Patricia Garzón, cofundadora de la marca.

Castro resalta que para darle un toque diferente a los productos basados en este tipo de arte, que se ha convertido en un ícono en el país, decidió agregarles frases como “No elegí nacer en Venezuela, sólo tuve suerte”.

“La idea no fue plasmar el piso del aeropuerto de Maiquetía. El objetivo fue usar este arte tan visualmente llamativo en nuestros productos y para que lucieran aún mejor decidimos agregarles frases venezolanas”, afirma el diseñador.

Paisajes en franelas

A petición de los clientes, hace dos semanas K-riño Vzla decidió acompañar los accesorios con franelas para hombres y mujeres.

El Salto Ángel, Los Médanos de Coro, el Pico Bolívar y Tucacas son algunos de los paisajes que destacan en las franelas que también son creadas con platos típicos como la arepa y el diseño de la camisa de Simón Bolívar.

“Recientemente vi a un muchacho con una franela de Simón Bolívar. Me gustó esa idea porque nuestra marca significa Venezuela y qué representa más a nuestro país que el Libertador”, asevera Castro.

Además de las franelas, el fundador de K-riño Vzla indica que quieren darle impulso a sus morrales empleando la misma técnica de sublimación.

Antes de que la marca naciera a finales del 2015, además de las almohadas también creaban morrales. Los que estaban confeccionados con el diseño sublimado de arpa, cuatro y maracas, eran uno de los favoritos.

“Algunos de los morrales también los hacíamos inspirados en el cinetismo pero le agregamos la palabra Venezuela. Nuestra idea es retomar la confección porque tuvo buena receptividad”, señala el joven.

Venezuela en el exterior

Este negocio familiar se catapultó en el mundo de la moda hace dos años en un bazar cuando las personas se sorprendieron al ver platos típicos del país en accesorios. Por este motivo, pronto tendrán una página web.

“Queremos internacionalizamos y llevar un pedacito de Venezuela a cada rincón del mundo”, puntualiza Castro.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...