Partido Popular apela a una mujer para mejorar su imagen

Madrid.- En medio de los escándalos que sacuden al Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy estos días, la presidenta del Gobierno regional de Madrid, Cristina Cifuentes, emerge como posible activo de la formación conservadora con su discurso contra la corrupción por bandera.

“La corrupción es incompatible con la democracia… El tiempo de los corruptos ha llegado a su fin en la Comunidad de Madrid”, dijo hoy en un acto con motivo de la fiesta regional de Madrid.

Sus palabras tienen lugar tras dos semanas negras para el PP en Madrid. El 19 de abril, el predecesor de Cifuentes al frente del Gobierno regional, Ignacio González, fue detenido -y dos días después, encarcelado- por presuntamente liderar una trama corrupta cuando estaba al frente de una empresa pública de agua.

El escándalo salpicó a Esperanza Aguirre, icono del PP y también ex presidenta de la Comunidad de Madrid, quien se vio obligada a dimitir. Según un sondeo publicado hoy por el diario El País, uno de los más leídos de España, el partido de Rajoy se desploma en esta región, pero Cifuentes sale reforzada. 

“La figura política de Cifuentes es, según la encuesta, ‘un activo para el PP’, ya que ‘registra un 80% más de respaldo en la región que su propio partido’ y ‘suma un 13% más de apoyos entre los propios votantes populares'”, explica el rotativo.

Según el sondeo, el PP obtendría en unas hipotéticas elecciones en Madrid el 25,7% de los votos (siete puntos menos que en los comicios regionales de 2015) y entre 36 y 48 escaños. Podemos se convertiría en la segunda fuerza -adelantando a los socialistas- y, con el 24,9% de los votos, cosecharía 35 diputados.

A sus 52 años, Cristina Cifuentes podría ser una luz entre las sombras que sobrevuelan el PP. En 2015, logró ponerse al frente del Gobierno de la región de Madrid tras unos comicios regionales y municipales que dejaron tocado al partido en todo el país, con pérdidas de tradicionales feudos conservadores como el Ayuntamiento de Madrid o el de Valencia (este).

Lo hizo gracias a un pacto con el partido liberal Ciudadanos,ñcuyo apoyo sigue siendo hoy clave ante la posible moción de censura contra ella anunciada por el Partido Socialista (PSOE) al hilo de los escándalos de corrupción. “Parece que esa moción no tiene posibilidades de prosperar”, dijo hoy la dirigente.

Elegida presidenta del PP en Madrid hace poco más de un mes, en los últimos años su influencia en el partido fue creciendo, hasta el punto de que algunos la señalan ya como posible sucesora de Rajoy.

“Yo no tengo ninguna aspiración más allá de capear con esta situación, que es complicada. Mi única aspiración es terminar la legislatura en la Comunidad de Madrid”, explicó hoy a los micrófonos de la cadena de televisión privada La Sexta.

La corrupción ha sido su principal cruzada desde que se puso al frente del Gobierno regional. Fue ella misma quien denunció ante la Fiscalía las posibles irregularidades en la gestión de la empresa pública de aguas Canal de Isabel II, que dieron lugar a la operación que sumió al PP en el escándalo estos días.

Con un estilo moderno –cabello rubio y cinco tatuajes en su cuerpo- y un discurso “de centro reformista”, Cifuentes se distancia del sector más duro del PP. Considerada “un alma libre” por algunos sectores, se ha llegado a posicionar públicamente a favor del matrimonio homosexual y de la ley de plazos con la que el socialista José Luis Rodríguez Zapatero reguló el aborto, temas espinosos en el partido de Rajoy.

Agnóstica y republicana, es amante de las corridas de toros y de las motos, aunque estas últimas dejó de utilizarlas tras el grave accidente que sufrió en 2013 en Madrid, en el que estuvo a punto de morir.

Uno de sus fuertes es su imagen de figura abierta al diálogo y a la negociación-famosa es ya la fotografía en la que que aparece del brazo por la calle junto a la alcaldesa izquierdista de Madrid Manuela Carmena-, pero también ha recibido críticas por polémicas declaraciones y actuaciones.

“Cuando te reúnes con hombres y te haces la rubia pero sin bajar la guardia consigues muchísimo más”, dijo en una entrevista publicada recientemente por una revista de moda que suscitó el enfado de colectivos feministas y partidos como Podemos o el PSOE.

También quedan en la memoria sus controvertidas órdenes a la Policía cuando era delegada del Gobierno en Madrid (2012-2015) para tratar de disolver las concentraciones y las manifestaciones ciudadanas en los años más duros de la crisis económica en España.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...