Embarazadas deben ejercitarse desde el segundo trimestre

Las mujeres que siguen una rutina de ejercicios, cuando quedan embarazadas suelen preguntarse si deben suspender sus actividades físicas.

La respuesta es no. Así lo demostró la tenista estadounidense Serena Williams esta semana cuando anunció su embarazo de cinco meses.

La deportista descubrió dos días antes del Abierto de Australia que tenía dos meses de gestación, sin embargo, decidió competir y resultó ganadora.

La jugadora de 35 años aseguró que no participará en el resto de la competencia y que planea volver a las pistas de tenis para el 2018.

El caso de Williams es un ejemplo a seguir para aquellas embarazadas que desean seguir ejercitándose. De hecho, la gineco-obstetra y perinatóloga Itala Alvarado afirma que mantenerse activa durante el período de gestación es importante para la salud de la madre como la del niño.

La experta explica que si antes del embarazo la mujer no practicaba ningún deporte ni hacía ejercicios, comenzar desde el segundo trimestre de manera progresiva tres veces a la semana aproximadamente 30 o 40 minutos, es lo más idóneo.

La condición en la que se encuentre el embarazo determinará si la mujer está apta para continuar o comenzar un deporte o rutina de ejercicios. Por este motivo, consultar al obstetra es lo primero que se debe hacer.

Depende del organismo de la mujer pues no todos los cuerpos reaccionan igual. Si presenta sangrado o contracciones lo mejor es evitar someterse a estos tipos de actividades, resalta Alvarado.

La especialista asevera que probablemente al final del segundo trimestre a la mujer se le dificulte practicar deporte debido a problemas con la columna y con el diafragma.

“Se debe buscar alguien especializado en deportes para mujeres embarazadas. No cualquier entrenador sabe los ejercicios que se pueden hacer”, precisa la doctora.

Evitar los de alto impacto

Si la embarazada tiene experiencia en deportes que requieran de un gran esfuerzo como el tenis, puede seguir practicándolo. De lo contrario, lo recomendable es no hacerlo.

Patinar, bucear, ping pong o gimnasia, son otras disciplinas no sugeridas para las embarazadas.

“Deportes en donde exista el riesgo de caídas o de lesiones graves, son los más peligrosos durante la gestación sobre todo durante los primeros tres meses, ya que son los más delicados. Si no cuentan con una experiencia previa es mejor que no los hagan”, puntualiza Alvarado.

Aporta muchos beneficios

Ganancia de un peso adecuado (un kilo por mes); mejoras significativas con la respiración y con el estreñimiento; menos dolor en  la zona lumbar; tonificación de músculos y reducción de enfermedades propias del embarazo son algunos de los beneficios que obtiene la embarazada al permanecer activa durante los nueve meses. “Además ayuda a controlar el peso del niño”, añade Alvarado.

Saber elegir

-La gineco-obstetra Itala Alvarado afirma que practicar pilates ayuda a la mujer a recuperarse rápidamente después del parto.
-El yoga también es ideal para las embarazadas pues sirve de preparación para el nacimiento del bebé; ayuda a relajar los músculos y hace el parto más corto y menos doloroso.
-Nadar ayuda a trabajar distintos músculos del cuerpo.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...