Lo que le pides a un trabajo… ¿es lo que ofrecen las empresas?

Conocer lo que otros candidatos exigen a las compañías puede ser una pista para saber cómo las organizaciones se adaptan a las peticiones de los aspirantes, sin olvidar sus propias necesidades.

Casi nadie te puede aconsejar acerca de qué carrera debes estudiar; en qué sector encontrarás más oportunidades; qué perfiles profesionales tienen y tendrán futuro; o cuáles son las capacidades y habilidades que te asegurarán un puesto adecuado a las empresas que buscan talento.

El déficit de consejo perjudica claramente a los candidatos y la información, en un mercado de trabajo que cambia de forma constante, es mucho más que poder. El estudio El auge del candidato bien informado, presentado hoy por ManpowerGroup Solutions, y que analiza 19 mercados laborales del mundo, concluye que “los aspirantes de hoy tienen más información que antes sobre las empresas y los cargos vacantes”. De alguna manera, esta inflación de información implica un cambio en el equilibrio de poder entre empleador y candidato, y ofrece pistas para que los aspirantes adecuen sus perfiles a las demandas del mercado, y también para que las organizaciones se adapten a las exigencias de los candidatos, aunque no olviden las suyas propias, que tienen que ver muchas veces con necesidades que la formación tradicional no satisface.

Según la investigación, “la identidad corporativa, la visión y la misión de la compañía y la remuneración (los tres con un 32% de los candidatos) son los aspectos sobre los que más se informan los candidatos españoles antes de inscribirse a una oferta de trabajo. Además, el 25% de ellos asegura tener información sobre los beneficios que ofrece la compañía, y un 14% sobre la responsabilidad social corporativa de la organización.

El estudio analiza además los factores más decisivos cuando se trata de tomar decisiones de carrera. Así, la compensación (68%) y el tipo de trabajo (54%) son los dos factores más importantes para los candidatos en España.

María José Martín, directora general de ManpowerGroup Solutions, recuerda que todas estas pistas son básicas para aquellos que buscan empleo “y resultan útiles para el plan de acción de las compañías que quieren mejorar sus estrategias de atracción”. Añade que “las organizaciones deben abrir canales de comunicación diferentes para satisfacer las expectativas de los candidatos. Es básico asimismo para construir una propuesta de valor para los empleados; para reordenar las ofertas y ser más atractivas”.

El hecho de que las empresas canalicen el poder de los candidatos bien informados, atendiendo a sus preferencias implica una ventaja competitiva que vale para el mundo entero, tanto para empleadores como para empleados:

  • Buscar el talento adecuado allí donde esté. Puesto que los candidatos consideran que los sitios web de la empresa son la fuente número uno de información, los empleadores deben reconocer la importancia del contenido en su sitio web, y el potencial de sus portales de empleo para construir la marca de empleador y aumentar el acceso a la información que buscan los aspirantes.
  • Estar abierto a nuevas conversaciones y formas de comunicarse. Compartir más información sobre la empresa resulta determinante para satisfacer las expectativas de información de los candidatos. Esto incluye más transparencia en torno a la compensación.
  • Monitorizar el ruido. Las organizaciones deben entender cómo se habla de ellas y cómo son vistas en canales que no controlan, como las redes sociales y las web con valoraciones de empleadores como Glassdoor. Siempre hay capacidad para responder y, a menudo, para educar.

Via EXPANSION

Loading Facebook Comments ...