En Maracaibo se paga el pan más caro del país

Los marabinos suman a su lista de precariedades y malestares el alto costo del pan. Ese alimento que resolvía desayunos y cenas está en alza, pues a pesar de que la Superintendencia de Precios Justos (Sundde) definió a finales del año pasado el precio del pan francés en 80 bolívares, en Maracaibo se consigue desde 120, en el oeste, hasta 250 bolívares, en el norte.

La causa, según la Federación Venezolana de Industriales de la Panificación y Afines (Fevipan), obedece a que “en los molinos nacionales no procesan el trigo que exige la demanda, ni siquiera en la capital del país”.

El pasado 14 de febrero la Federación comunicó que en los molinos había existencia de solo 18 mil toneladas de trigo panadero y se necesitan unas 120 mil. Por eso el resultado de que a Maracaibo no llegue ni un gramo de harina regulada, como señalan los panaderos.

Según Elvis Ávila, encargado de un establecimiento en el sector Primero de Mayo, tienen más de un año sin recibir harina de trigo nacional. La solución a ello es comprarla bachaqueada y sin proveedor fijo, sino a cualquier persona que llegue ofreciéndola en el local.

Los precios de la harina colombiana que adquieren oscilan entre 120 y 150 mil bolívares por saco de 45 kilos. Por lo que lleva a que el pan francés en la ciudad sea, mínimo, 50 bolívares más caro que en Caracas (80 bolívares) o Barquisimeto (100 bolívares).

Cabe destacar que el pan campesino en Maracaibo se expende desde 1.400 hasta, en ocasiones, en 2.000 bolívares, mientras que, por ejemplo, en El Tigre, estado Anzoátegui y en Mérida se valora entre Bs. 400 y 500.

Así mismo, el precio del saco de harina de 45 kilos estipulado por el Estado varía entre 7 mil bolívares (el subsidiado) y 12 mil bolívares (empresa privada), es decir, 1.100 % menos que el colombiano que adquieren los panaderos marabinos.

Los costos, además de la escasez de harina, se ven afectados también por la falta del resto de la materia prima, igualmente necesarias para la producción como: azúcar, grasas y levadura, aclara Fevipan.

Por su parte, Mario Martínez, presidente de la Asociación de Panaderos del Zulia, enfatiza que “en Maracaibo hay pan, mientras que en el resto del país no”, cuestión que ratifica Víctor Suárez, panadero caraqueño, quien asegura que no vende pan salado desde diciembre, por falta de harina.

Via VERSION FINAL

Loading Facebook Comments ...