Pasarela de LUZ está en la desidia

JP-PASARELA-ABANDONO-LUZ-FOTO.JAVIER-PLAZA-6-730x410

“Tiene mil laberintos que se prestan a cualquier delincuente”, “pases por arriba o pases por abajo igual es una tragedia”, estas son algunas de las frases que pronuncian los estudiantes de la Universidad del Zulia (LUZ) mientras deciden si utilizarán o no el paseo universitario Dr. José Antonio Borjas Sánchez, mejor conocido como la “Pasarela de Humanidades”.

La estructura que se dispone desde la prolongación de la Circunvalación 2 (lado este) hasta el otro extremo de la doble vía, es infrautilizada por considerarse “gigantesca y peligrosa”.

Hace más de 10 años, la Dirección de Infraestructura de LUZ (Dinfra) tenía una idea diferente sobre el diseño actual. “Teníamos un proyecto distinto al que llevó a cabo el Centro Rafael Urdaneta (CRU). Se tenía en mente una pasarela recta, grande y ancha, similar a la que une a la Facultad de Ciencias con el comedor principal de LUZ. No se pensaba que tuviera locales”, relató la arquitecta Francisca Fernández, gerente de Proyectos de la Dinfra.

El paso aéreo —en el que se invirtieron 28 millones de bolívares en 2006— fue inaugurado el 21 de noviembre de 2011, durante la gestión gubernamental del Dr. Pablo Pérez, en el marco del día del estudiante universitario y como respuesta al petitorio que aproximadamente 15 años antes habría realizado LUZ a la Gobernación.

Entre las innovaciones propuestas por el CRU se encontraban cámaras de vigilancia, espacios para atención de la salud y feria de comida; que serviría como fuente de empleo. Pero los locales comerciales no funcionaron. Todo quedó en promesas a la comunidad universitaria, puesto que “los gastos para hacerla rentable son altos”, según expresó Hugo Morillo, un arquitecto del CRU que, aunque no participó en el proyecto de la pasarela, vivió de cerca su proceso de ejecución.

Directa e indirectamente, 60 % de los estudiantes de LUZ se ve afectado por esta situación. Agronomía, Ciencias Económicas y Sociales, Humanidades, Veterinaria y la escuela de Derecho son las facultades que deberían utilizar la pasarela.

Las víctimas

A pesar del rayado vial que señala que la velocidad máxima es de 40 kilómetros por hora, en el acceso a la Facultad de Humanidades se han registrado arrollamientos. El último accidente mortal ocurrió el 29 de octubre de 2013.

Eran las 11:15 minutos de la mañana. Mariángela Rodríguez González salió de clases junto a varios compañeros. Caminó desde su facultad, Ciencias Económicas y Jurídicas, hasta la entrada de Humanidades. A diferencia de sus amigos, optó por cruzar la vía vehicular. Perdió la vida. Contaba con 22 años, cursaba el 4to semestre de Contaduría Pública. El conductor de una Grand Blazer gris —a quien detuvieron a la altura de la Plaza de Toros— la arrastró unos 20 metros.

“Un policía les dijo que atravesaran la vía por arriba, no por abajo, porque los carros pasan sin control pese a ser una zona con salida y entrada permanente de alumnos”, declaró ese día el entonces decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Iván Cañizales.

Las respuestas

En julio de 2015, el gobernador del Zulia, Francisco Javier Arias Cárdenas, aseguró que trabajadores de la Secretaría de Infraestructura, a cargo de Jairo Ramírez, trabajarían junto al CRU para adecuar la edificación.

Más de un año después, los estudiantes esperan la necesaria “humanización” de la Pasarela de Humanidades.

Via VERSION FINAL

Loading Facebook Comments ...