Hasta 60% ha caído el ingreso de limosnas en las iglesias

CV-RECORRIDO-IGLESIAS-FOTOS-CARLOS-VILLASANA-3-730x410

“La parroquia ha hecho lo que ha podido. Algunos creyentes han facilitado cuentas; otros hasta cheques. Desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero las limosnas en efectivo han bajado por lo menos un 60%”, aseguró a Versión Final el padre Ángel Andrés Blanco, párroco de la iglesia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro.

El presbítero detalló que la segunda semana de diciembre el descenso en este aporte voluntario fue de un 80% y que en el templo que dirige han recibido “muy pocos” cheques.

Indudablemente, la situación económica del país ha incidido hasta en la colaboración que los devotos acostumbraban conferir a la iglesia católica durante la santa celebración de la eucaristía.

Tenemos una cuenta de ayuda donde algunas personas depositan hasta mil bolívares al mes, de lo que pueden, de su trabajo“, indicó el padre Blanco.

En la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá las contribuciones se mantienen. Un hecho curioso, generado probablemente por la ausencia de productos en los anaqueles, es que quienes se congregan en los cultos han optado por donar artículos de limpieza.

Miriam Quiroz, quien apoya en el mantenimiento del templo de la Virgen Morena, refirió: “Las personas casi no traen ores como antes porque están muy caras. La gente ahorita pre- ere gastar en comida, pero sí traen productos para asear, como cloro y desinfectantes; todo esto con el fin de colaborar”.

El sacristán y jefe de mantenimiento de la Basílica, Antonio Ocando, expresó: “Gracias a Dios y a La Chinita no nos hemos visto tan afectados. Ellos, desde el cielo, proveerán. La misma gente ofrece productos para colaborar. También, por su puesto, los domingos y sábados vienen más personas y dan más limosnas”.

Engelbert Jackson, quien oficia las misas en el aposento de la patrona de los zulianos, apuntó: “La venida de feligreses al templo sigue siendo alta, parece estarse fortaleciendo. La cantidad de ores que han traído sí ha bajado un poco. Pero lo más importante es que siguen asistiendo a misa”.

Incluso en la Bajada de la Virgen, en octubre de 2016, pudo apreciarse menor cantidad de rosas, en comparación con años anteriores.

En la Santa Iglesia Catedral el panorama es similar. Elena Mavárez, quien ayuda en el mantenimiento de la casa de Dios, dijo: “Cuando se eliminó el valor del billete de 100 se afectó mucho a la limosna. A nosotros nos paga la Alcaldía, no la iglesia; pero sí considero que la crisis económica ha perjudicado todo”.

Asimismo, Gisela Aranguren, secretaria de administración, señaló: “La gente se ve obligada a gastar el dinero principalmente en comida. Entre semana solo vienen como seis o siete personas al templo. Aquí, el ingreso por limosnas ha bajado como 30 %. Sin embargo, hay misas institucionales que aportan un poco más, porque valen 2.500 bolívares. Antes las universidades las hacían por carrera. Ahora es una para todos”.

Añadió que para la misa de difuntos, al igual que la de acción de gracias, la colaboración es de Bs. 150.

El padre Jesús Antonio Quintero, párroco de este recinto, manifestó: “La situación es caótica para todo el mundo. Las iglesias no tienen fines de lucro; ofrecen un servicio espiritual, Pero hay gente que no asiste al culto por no tener dinero para los pasajes”.

Agregó que el año pasado las flores para el Niño de Escuque —que desde hace 30 años se festeja el último domingo de enero— valían 15 mil bolívares, este año alcanzan los 50 mil, “ha subido una barbaridad todo”.

Según la administradora de la Catedral, el ingreso entre semana es de apenas Bs. 300, ya que se congregan entre siete y ocho personas; mientras que los domingos, cuando acuden unos 60 fieles, es de 1.800.

Los párrocos y el personal que labora en las iglesias esperan que la situación económica cambie.

Via VERSION FINAL

Loading Facebook Comments ...