Siguen condicionando la venta de productos

hm-productos-regulados-foto-humberto-matheus3-730x410

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el acto de salutación de cierre de año con la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) realizado el día miércoles, comunicó a los venezolanos que la venta de productos regulados en los supermercados, sujeta a la adquisición obligatoria de otros artículos, queda prohibida.

Instó a los miembros de la FANB a trabajar en pro de acabar con el condicionamiento y acaparamiento de productos en los comercios, así como en los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

“El año 2017 le pido a la FANB trabajar bien duro para atacar la mala distribución de los productos y alimentos. La comida debe llegar al pueblo, sin ningún condicionamiento”, sentenció en cadena nacional el mandatario.

Por ende, el presidente exclamó que “queda terminantemente prohibido condicionar la venta de productos, a la compra de otros productos de una misma marca”.

Sin embargo, en un recorrido realizado por diferentes supermercados, se conoció que ciertos establecimientos dedicados a la venta de productos regulados para abastecer al pueblo marabino, ubicados en la Circunvalación 2 y la avenida La Limpia, de la ciudad de Maracaibo, no han acatado la orden dictada por el presidente y mantienen la venta condicionada de los productos regulados.

Los compradores se muestran indignados por el gasto extra e innecesario que deben hacer, para adquirir los productos de primera necesidad de la cesta básica alimentaria de los venezolanos.

Marinés Delgado, quien salía de un supermercado con una compra de dos productos regulados (mantequilla de 500 gramos y un litro de aceite) de un establecimiento ubicado en La Limpia, declaró que para poder comprar esas dos cosas tuvo que hacer, aparte de una cola de dos horas para entrar a la tienda, una compra obligatoria de tres artículos no regulados en los cuales gastó, aproximadamente, siete mil bolívares.

Otra mujer, que prefirió no identificarse y salía de la misma tienda donde se encontraba Delgado, expresó: “Ese dinero de más pude gastarlo en otras cosas de mayor provecho, pero tuve que hacer el sacrificio para poder tener los productos que necesito”.

En un establecimiento de la C-2 que el día de ayer se dedicó a vender solo productos regulados a los miembros del sector, por medio de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), una ama de casa aseveró que la bolsa que estaban suministrando con apenas algunos productos, tenía un costo de 22 mil bolívares. Ella pidió que le retiraran al menos dos artículos de la bolsa, para disminuir el monto total y le fue negada la solicitud.

“¿Ajá, y si yo no tengo todo ese dinero? no me alcanza para pagar completo y resulta que debo llevar todo o nada”, exclamó con mucha molestia y preocupación, porque es madre de familia y no tiene qué darle de comer a sus niños.

“Se aprovechan del hambre y de la necesidad que tiene la gente” dijo un caballero que estaba en el lugar y que también tuvo que comprar tres artículos que no estaban en su lista de compras. Según él, “sí puede ser que los necesite, pero no son tan urgentes como la comida”.

La medida emitida por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue dictada el día miércoles y los venezolanos esperan que los comerciantes se sujeten a la orden del Ejecutivo nacional, ya que él prohibió condicionar la venta de productos básicos de alimentación a la compra de otros artículos.

Via VERSION FINAL

Loading Facebook Comments ...