El presidente taiwanés reitera la soberanía taiwanesa de las islas en disputa con Japón y China

Islote Pengjia (Mar de China Oriental), 9 abr (EFE).-El presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, visitó hoy por segunda vez el islote Pengjia, en el mar de China Oriental, donde reiteró la soberanía taiwanesa sobre las islas Diaoyutai, que también reclaman Japón y China.
En la vigilia del tercer aniversario de un pacto pesquero con Japón, Ma, que en enero visitó una de las disputadas islas Spratly (mar de China Meridional), inauguró en el islote un monumento que conmemora ese acuerdo como ejemplo de solución pacífica en línea con su Iniciativa de Paz para el Mar de China Oriental.

“Ese pacto no hizo concesiones en soberanía, pero logró contribuir a la paz y estabilidad”, dijo Ma, en el discurso de inauguración de la placa conmemorativa, en el que agregó que ahora no existe tensión entre Taiwán y Japón.

El mandatario taiwanés, a dos meses de finalizar su presidencia, alabó el acuerdo con Japón, sellado el 10 de abril de 2013, como muestra de cooperación que sustituye la confrontación con el diálogo, deja a un lado la disputas sobre la soberanía y comparte los recursos.

“Este viaje de Ma y el realizado a la isla Taiping no buscan sólo preservar su legado político sino convencer al gobierno entrante de que debe seguir su política hacia los mares del Sur y Este de China”, afirmó el politólogo Szu-Shen Ho, de la Universidad Fujen de Taipei.

Pengjia, a 141 kilómetros de las islas Diaoyutai (llamadas Diaoyu en China y Senkaku en Japón), es el punto geográfico más septentrional de Taiwán y también el más próximo a esas disputadas islas, muy cercano a controvertidas zonas de identificación aérea de China y Japón.

Al igual que en su visita de 2012, cuando el conflicto con Japón alcanzó su máxima tensión, Ma llegó al islote en un helicóptero S-70C.
Ya en Pengjia, el mandatario revisó la historia del control taiwanés sobre las Diaoyutai y reiteró su política de solución pacífica de las disputas y respeto al derecho internacional.

Las Diaoyutai, un archipiélago deshabitado ubicado a unos 170 kilómetros de la isla de Taiwán y que alberga ricos recursos naturales en sus alrededores, están bajo el control administrativo de Japón desde 1972, pero también son reclamadas por Taiwán y China.

Ma lanzó el pasado agosto su iniciativa de paz sobre el mar de China Oriental, en la que hizo un llamado a todas las partes para que mostrasen moderación, aplazasen las controversias respecto a la soberanía y resolviesen las disputas de forma pacífica.

En mayo de 2012, Ma anunció otra iniciativa para el mar de China Meridional, en la que instó a todas las partes involucradas a abstenerse de acciones unilaterales que eleven la tensión, mantener la paz y la estabilidad, respetar el derecho internacional y asegurar la libertad de navegación y vuelo sobre la zona.

Las islas del mar de China Meridional, en las que se considera hay ricos recursos energéticos y minerales, se las disputan, en su totalidad o en parte, China, Taiwán, Filipinas, Vietnam, Malasia y Brunei.

Vía El Diario

Loading Facebook Comments ...