Brasil: Multitud exige un verdadero Estado laico en marcha por el orgullo gay

Millones de personas, se congregaron este domingo en las avenidas Paulista y Consolacao de Sao Paulo para exigir un verdadero estado laico en la tradicional marcha del orgullo gay de Brasil.

Bajo el eslogan “Independientemente de nuestras creencias, ninguna religión es ley. Todas y todos por un Estado laico”, los brasileños celebraron la vigésima primera edición del desfile, uno de los mayores del mundo en defensa de los derechos de la comunidad LGBT.

“Nuestros principales enemigos son los fundamentalistas religiosos”, explicó Claudia Santos Garcia, directora de la asociación que promueve el desfile en Sao Paulo, en el portal de la organización.

“Queremos que el gobierno brasileño se posicione en este punto y nos garantice nuestros derechos, no solo ganarlos sino mantenerlos y que no se vuelvan una mercancía para negociar con grupos fundamentalistas en la política”, dijo Tainá Brigante, que por quinto año consecutivo va al evento.

Según la Asociación del Desfile del Orgullo de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros de Sao Paulo (Apoglbt SP), el factor religión incide de forma clara en la toma de decisiones económicas y políticas de Brasil.

“Es una amenaza grave a la ciudadanía y a la democracia constitucional brasileña el hecho de que integrantes de los tres poderes públicos en cualquier nivel actúen teniendo como guía sus valores religiosos”, afirmó la ONG en un comunicado.

“Brasil es laico en la teoría porque en la práctica, la corriente religiosa del Congreso argumenta siempre centrado en la religión”, opinó Marcos Brogna, vistiendo la bandera arcoíris y una corona de flores.

La lucha por igualdad de la comunidad LGBT ha rendido frutos en Brasil. Cirugías para cambio de sexo en hospitales públicos, adopción de niños por parejas del mismo género, matrimonio civil y permiso de maternidad para los padres son algunas de las victorias logradas en los últimos diez años.

Sin embargo, los proyectos de leyes de identidad de género y para calificar la homofobia como un crimen llevan años a la espera en el Legislativo.

“Es una alegría venir aquí porque es el único lugar en el que realmente nos podemos liberar”, dijo Mirella Andrade, una mujer trans de 20 años del interior de Sao Paulo.

Según un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros e Intersexuales, Brasil ocupa el primer lugar de homicidios de la comunicad LGBT en la región, sumando 340 muertes por homofobia en 2016.

Las aceras de la avenida Paulista, totalmente llenas, eran intransitables. Hadas, ángeles, vedettes y policías ocupaban cada espacio del asfalto.

A cada minuto los camiones de sonido, 19 en total, avanzaban haciendo bailar y gritar a la multitud.

La cantante Daniela Mercury, bandera del movimiento desde que en 2013 hizo pública su relación con una periodista, levantó aplausos; la estrella del funk Anitta puso a todo el mundo a mover la cadera, y Naiara Azevedo arrancó emociones con sus letras dedicadas a hombres infieles.

Colorido, atrevido y provocador, el desfile del orgullo gay moviliza además mucho dinero cada fin de semana de Corpus Christi en Sao Paulo.

Cálculos de ediciones anteriores apuntan que 44,2% de los asistentes son del interior del país y que gastan cada uno en promedio 1.500 reales (450 dólares al cambio actual) durante la visita a la ciudad para ir al evento.

Acciones de protesta contra el presidente Michel Temer, blanco de la grave crisis política que atraviesa el país, también fueron visibles en la manifestación de este domingo, donde pancartas con la inscripción “Fora Temer”, y multitudes en coro pedían su renuncia.

Via EL COMERCIO

Loading Facebook Comments ...