Rajoy ataca a Pablo Iglesias sin entrar en las propuestas de su programa

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha cambiado el tono jocoso e irónico a la hora de responder al secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, en su presentación de programa de Gobierno como candidato en la moción de censura. Rajoy ha sido muy duro con Iglesias. “Usted no debe ser presidente del Gobierno de los españoles, no solo por el sucedáneo de programa de Gobierno, sino por lo que ha hecho durante estos meses en España: dividir a los españoles”.

El discurso de Iglesias es un “experimento de populismo a la española” que trata de “manipular la realidad en su beneficio” por lo que es “poco fiable para los españoles”.  “Usted no es fiable, no inspira confianza. No puedo entender España ni su forma de ver el futuro de los españoles”, ha insistido.

El programa que ha desgranado Iglesias apenas ha estado presente en las críticas de Rajoy.  El presidente ha tirado del programa con el que se presentó Podemos a las últimas elecciones o a declaraciones de Iglesias en programas para atacar al candidato de la moción de censura.

“Yo no le haría un escrache nunca”, ha señalado Rajoy para apuntar que Iglesias no respeta los derechos individuales “ni le gusta la democracia”.

Rajoy ha acusado al líder de Podemos de arroparse con un “manto de marginalidad” para con un “formato televisivo” de “estilo desabrochado y palabrería desaprovechada”. Según el presidente a Iglesias “le inhabilita esa insolencia deliberada que muestra ante la casta, ante ella todo le vale, para decir procacidades”

“No quiere debatir argumentos, quiere destruir adversarios”, añadió Rajoy al acusar a Pablo Iglesias y su formación de amedrentar y coaccionar a los que no piensan como él, desde a periodistas a políticos. El presidente fue tan lejos que incluso atribuyó unas declaraciones de un vídeo falso en el que Iglesias supuestamente decía “q ue había que partir la cabeza a los fachas”.

“España gana y ustedes pierden”

Antes había tirando por tierra el discurso de Irene Montero. “Su anunciado fracaso en la mejor noticia para España. España gana y ustedes pierden”. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha salido por sorpresa a responder a la presentación de la moción de censura que ha hecho la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero. Rajoy ha insistido en que el partido de Pablo Iglesias no sabe leer la realidad y “ha degradado la moción de censura como una herramienta de movilización social”.

Aunque desde el Partido Popular se ha repetido que la moción de censura era solo “un circo mediático” para la publicidad del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, la intervención de Rajoy ha elevado la iniciativa de la formación de izquierdas a un debate similar a los del Estado de la Nación.

Rajoy utilizó la frase de Quevedo: “el exceso es el veneno de la razón”, para tachar la intervención de Montero de “cuadro tenebroso, muy de leyenda negra” que además “sepulta cualquier argumento digno de su nombre”. A juicio del presidente la iniciativa de la confluencia de izquierda es un “trampantojo que no resiste comparación con la realidad se mire por donde se mire: las instituciones funcionan, el delito se persigue, la economía se recupera, las desigualdades comienzan a corregirse, se crea empleo como nunca y nada es como usted nos cuenta”.

“Es una parodia de censura, una moción de fogueo”. Con un discurso leído, irónico y socarrón, ha vuelto a demostrar sus cualidades de parlamentario llegando al desdén: “De esta intervención se hablará y mucho. En el día de mañana disfrutaré de su discurso en el diario de sesiones, pero eso será mañana, si han dado abasto los taquígrafos y han entendido algo”.

“¿Cuáles son las verdaderas razones para que ustedes planteen la moción de censura? No tenían apoyo, ni candidato. No han explicado las razones por las que censuran a un Gobierno que lleva siete meses. ¿A qué nos traen hoy aquí?”, ha insistido Rajoy durante su discurso.

La mejora de la economía y la buena situación de las finanzas españolas ha sido uno de los argumentos recurrentes de Rajoy para desvirtuar la iniciativa de la confluencia de izquierdas. “No quieren ni oír hablar de que las cosas van bien, les debilitan, les deja sin armas que la crisis se va superando. España siguió avanzando y ustedes se quedaron sin oxigeno. Ustedes para prosperar necesitan que las cosas vayan mal. Necesitan las malas noticias como el comer y si no es verdad las fabrican. Es la España que necesitan vender”, ha reiterado el líder de los populares.

El presidente ha tenido especial atención a la corrupción para responder a la retahíla de acusaciones  y casos que se dirimen en los juzgados que ha citado Montero. “Lamentó disgustarle, el PP no es un partido corrupto, la gente no contempla el mundo con las mismas gafas que sus señorías. Yo mismo he ganado las ultimas tres elecciones. En España hay personas corruptas, demasiadas, pero España no es un país corrupto. La corrupción en España no es la regla, sino la excepción”.

La posible injerencia del Gobierno en la Justicia también ha sido uno de los argumentos que Rajoy ha negado. “No estamos invadiendo las instituciones, Señoría, ni las he puesto a mi servicio. Yo no interfiero en la Fiscalía y usted no debiera intentarlo, ni pedirme que cese a quién no puedo cesar. El Gobierno no tiene capacidad para cesar al Fiscal General del Estado. Ahí radica la garantía de independencia de su gestión. El Fiscal General actúa con absoluta independencia frente a mi Gobierno, pero también actúa con absoluta independencia frente a las presiones de su grupo político”.

“Ya nos explicó Pablo Iglesias Turrión que ‘España ya no tolera más al PP’, y presentar la moción es un deber cívico y patriótico”, prosiguió Rajoy: “Y después de escuchar los epítetos de la señora Montero no me cabe duda de que estamos ante un análisis ponderado, equitativo y realista de la situación que ni el mismo [Girolamo] Savonarola”.

“Yo no acompañaré a la señora Montero, e intentaré introducir racionalidad en el debate”, ha afirmado: “La primera sorpresa surgió cuando se anunció una moción de censura sin candidato. Ahora sí lo tiene: da la impresión que el candidato no era más que un trámite administrativo, pretendían echar un Gobierno sin alternativas. Todo lo demás era secundario: ¿como sabe nadie si conviene una moción de censura si no se sabe qué se ofrece a cambio? Pero no les preocupa, para qué inquietarse por los detalles si lo único era dar el espectáculo, para perder cualquier candidato vale, incluso usted, señor Iglesias Turrión”.

Venezuela apareció en las respuestas del presidente.  Rajoy  ha atacado a los dirigentes de Unidos Podemos por sus vinculaciones con países poco democráticos. “Le puedo asegurar que en ninguno de esos paraísos asesorados por ustedes se presentan mociones de censura contra el Gobierno, ni por descontado, los jueces se meten con el partido gobernante. Señorías, deberían inspirarse ustedes más en Montesquieu y menos en Torquemada”.

También negó que “haya empeorado la convivencia entre los territorios del Estado” y que esté al frente de un Gobierno incapaz de negociar, amparándose en “la verdad que viene a dejarles en evidencia” con el pacto de presupuestos entre siete partidos. Rajoy ha subrayado que en siete meses “se ha celebrado con éxito la Conferencia de Presidentes Autonómicos, , se ha comenzado a negociar la financiación autonómica, hemos acordado con todas las comunidades los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública. Hay diálogos y acuerdos que permiten la gobernabilidad y la estabilidad del país”.

Via EL DIARIO

Loading Facebook Comments ...