Revelan una sencilla forma de protegerse de ataques como el del virus WannaCry

El virus WannaCry fue la punta de lanza de un ciberataque mundial ocurrido el pasado 12 de mayo, que afectó a unas 200.000 víctimas en al menos 150 países. La metodología de esta acción consistió en el ‘secuestro’ de archivos de computadoras exigiendo dinero a cambio del ‘rescate’.

La relevancia que cobró este ‘hackeo’ planetario no se dio solo por su masividad, sino porque afectó a importantes empresas y entidades gubernamentales. Pero, ¿por qué esos sistemas operativos son tan frágiles? ¿Hay forma de prevenir nuevos ataques o estamos indefensos?

Lo viejo es un objetivo

Para Pete Pachal, experto en tecnología y editor de la web especializada Mashable, cuando se da un ciberataque de estas características el problema no son los ‘hackers’, sino la infraestructura atacada. Según explicó en un artículo en su revista, ese problema “se va poco a poco gracias a la aparición del mundo móvil, conectado a la nube”. Pero lo que demostró el WannaCry es que se está haciendo esa transformación “muy despacio y eso tiene que cambiar”.

En ese sentido, recordó que se vieron afectadas redes del servicio ferroviario alemán, el Banco Central de Rusia y el sistema de salud británico, entre otros. Esto se debe a que “todos los equipos afectados corrían casi universalmente con versiones antiguas, obsoletas y, a menudo, sin soporte técnico de Windows”.

Si bien Pachal sostuvo que “hay razones prácticas” para esta situación como el hecho de que muchas empresas y organizaciones gubernamentales “tienen un ‘software’ personalizado que solo funciona con los sistemas operativos más antiguos”, no deja de ser “una decisión consciente de vivir en el pasado”. “Si su máquina de resonancia magnética se está ejecutando con Windows XP, usted tiene que saber que es un objetivo” de los ‘hackers’, completó.

Actualizado es más seguro

El especialista planteó entonces la necesidad de actualizar los sistemas operativos, ya que las nuevas versiones “son más seguras”. Asimismo, resaltó que actualmente la mayoría de la gente utiliza Internet a través de su teléfono, lo cual ya supone una garantía.

“Los teléfonos inteligentes son inherentemente más seguros que las computadoras de escritorio”, subrayó Pachal. Es que por el hecho de ser inalámbricos obtienen “actualizaciones regulares de seguridad, incluso para las versiones antiguas del sistema operativo”.

Finalmente, aclaró que con esto no quiere decir que se puede evitar un potencial ‘hackeo’ en el futuro, pero sí que “los sistemas de hoy en día son mucho más difíciles de piratear que sus predecesores”.

Vía RT

Loading Facebook Comments ...