El rey Juan Carlos, sobre la Expo 92: “España estuvo a la altura del desafío”

El rey Juan Carlos inauguraba el 20 de abril de 1992 la Exposición Universal de Sevilla. Lo hacía en una ceremonia fría y protocolaria en la que se congratulaba de que España ofreciera “lo mejor de sí misma”. Un cuarto de siglo después, y ya como monarca emérito, don Juan Carlos ha presidido el acto de apertura de la conmemoración del 25 aniversario de lo que ha calificado como “un proyecto ambicioso”. “España estuvo, sin duda, a la altura del desafío. Consiguió una participación de países, organizaciones internacionales y grandes empresas sin precedentes. Y atrajo un número de visitantes como ningún otro acontecimiento similar. Nuestro país proyectó además la más amplia y rica representación de su realidad y su cultura”, ha asegurado el monarca, quien ha estado acompañado por la reina Sofía. Al acto también han asistido el expresidente del Gobierno Felipe González, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

En el Salón de los Tapices del Real Alcázar de Sevilla, con un paño que rememora uno de los momentos de la conquista de Túnez por Carlos V de fondo, don Juan Carlos ha destacado el impulso que la Expo supuso tanto para España como para Andalucía y Sevilla. “Puso de relieve en todo el mundo el empuje de una España segura de sí misma y comprometida con el futuro”, ha asegurado el rey antes de poner en valor la transformación del recinto en un parque tecnológico y científico. “Desde Andalucía, se dio un salto en 1992 a la modernidad y se hizo dando la mano al conjunto de España y eso fue un buen ejemplo para generaciones que hoy tenemos la responsabilidad de estar a la altura de aquel tiempo y de esos políticos”, ha asegurado la presidenta andaluza antes de reivindicar la contribución de la comunidad al “respeto y la convivencia de todos los pueblos de España”.

Díaz ha defendido que la Expo “fue ejemplo de diálogo, un ejemplo de convivencia, de respeto que mostró Sevilla al mundo”. “Fue esa muestra universal de respeto, de tolerancia, que tanto echamos en falta en los tiempos que corren. Fue una apuesta por la paz, una apuesta por el desarrollo colectivo de los pueblos desde el respeto”, ha añadido tras asegurar que esa celebraciónsupuso un “cambio de rumbo” tanto para España como en el destino que algunos “tenían escrito” para Andalucía.

Una transformación para la que hay que “seguir pedaleando”, en palabras de Felipe Gonzalez. “No quiero quedarme atrapado en el recuerdo. El trabajo por modernizar un país, por darle cohesión, debe seguir, siempre hay nuevos retos. Y hay que hacerlo desde el espíritu de servicio público y desde la concordia […] Hay que respetar lo que somos, nuestra identidad, y desde ese respeto e identidad, seguir modernizándonos, y hacerlo sin resignación ni rencor”, ha dicho el expresidente del Gobierno, quien como el resto de autoridades ha reconocido la labor de Jacinto Pellón, quien fue consejero delegado de la sociedad estatal Expo 92. “Debemos fortalecer la conveniencia, ser capaces de entendernos entre nosotros, de superar cualquier tipo de sectarismos para no volver atrás. Si la Expo fue una fantástica excusa para poner en marcha una nueva dirección, ahora no necesitamos excusas porque tenemos un país moderno”, ha añadido.

Loading Facebook Comments ...