Aumentaron las emisiones del peligroso óxido nitroso

A pesar de encontrarse en la atmósfera terrestre en una concentración mil veces menor que el dióxido de carbono (CO2), que es el principal acusado de provocar el calentamiento global, cada molécula de óxido nitroso (N2O) es capaz de elevar la temperatura del planeta hasta 300 veces más que cada molécula de CO2 en una escala de cien años.

Por muchos años se estimó que los cambios en el uso de la tierra eran los causantes directos del incremento de las emisiones de óxido nitroso. Sin embargo, un nuevo estudio, publicado en la revista Global Biogeochemical Cycles, reveló que ecosistemas no intervenidos por el ser humano, como la tundra subártica, están expulsando iguales cantidades de óxido nitroso que bosques tropicales lluviosos y suelos agrícolas.

Según Tibisay Pérez, investigadora del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y coautora responsable del proyecto, desde 1750 la concentración de este gas de efecto invernadero en la atmósfera se ha incrementado en 20% y, en la actualidad, contribuye con el calentamiento global en 6%, siendo los suelos de bosques tropicales lluviosos y los suelos destinados a la agricultura la fuente de óxido nitroso más importante.

Los microorganismos del suelo absorben nitrato y amonio aportados por los fertilizantes inorgánicos nitrogenados, y lo devuelven a la atmósfera en forma de óxido nitroso como intermediario o subproducto de sus procesos metabólicos”, indicó Pérez.

Aunque la tundra subártica se encuentra bajo hielo la mayor parte del año, está emitiendo tanto óxido nitroso como el bosque tropical lluvioso durante sus tres meses de verano.

Para la jefa del Centro de Ciencias Atmosféricas y Biogeoquímica del IVIC, el cambio climático pudiera estar involucrado en esta alza de emisiones de óxido nitroso.

“La tundra está emitiendo más óxido nitroso porque potencialmente se estaría calentando más debido al cambio climático global. Eso antes no pasaba. Posiblemente estemos aumentando las fuentes naturales de emisión de óxido nitroso”, confirmó.

Los científicos utilizaron las técnicas de isótopos estables para caracterizar la huella digital del óxido nitroso emitido de la tundra subártica y evaluar su impacto planetario.

El óxido nitroso emitido de suelos agrícolas tiene un valor isotópico de nitrógeno-15 mucho menor que el encontrado en los suelos naturales como el bosque tropical.

En este estudio se encontró que los suelos de la tundra subártica tienen la misma composición de nitrógeno-15 que los suelos tropicales naturales, por lo que esta nueva fuente estaría afectando la composición isotópica del óxido nitroso de la atmósfera.

“Esto significa que los cambios futuros en la composición isotópica de este gas de efecto invernadero en la atmósfera van a reflejar dos aspectos: la contribución derivada de las acciones para la mitigación de este gas por parte de la agricultura y el incremento de la concentración de fuentes naturales como la tundra subártica”, acotó la especialista del Ivic.

Según Pérez, es la primera vez que se realiza una caracterización isotópica del óxido nitroso en un ecosistema tan remoto como tundra subártica y con cambios acelerados debido al calentamiento global. “Los resultados de este trabajo nos permitirán evaluar a escala global y con mayor precisión si las medidas de mitigación están siendo realmente efectivas”, acotó Pérez.

Este novedoso estudio fue liderado por la venezolana Jenie Gil durante su estancia doctoral en la Universidad del Este de Finlandia, bajo la cotutoría de Tibisay Pérez, en colaboración con la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...