Ex gobernador mexicano detenido en Guatemala espera extradición en cárcel militar

CIUDAD DE GUATEMALA (Reuters) – El ex gobernador Javier Duarte, detenido por uno de los mayores escándalos de corrupción en México, aguardaba el domingo su extradición en una pequeña cárcel militar en Guatemala, donde están recluidos varios políticos y jefes del narco.

Duarte fue detenido en la noche del sábado en un hotel de Panajachel, un pueblo turístico a orillas del lago Atitlán, tras más de cinco meses de búsqueda. El ex funcionario viajaba con su esposa, que no quedó detenida.

Su abogado, Rodrigo Sandoval, dijo en las afueras de la prisión que Duarte probablemente aceptará ser extraditado, por lo que podría ser un proceso rápido.

“Tuve la oportunidad de platicar con el señor Duarte y dice que está esperando su extradición y a sus abogados de México. Entiendo que sí va a aceptar su extradición”, señaló a periodistas.

No obstante, en el proceso de extradición participan ambas cancillerías, así como distintos órganos judiciales de Guatemala que tienen que cumplir distintos trámites.

El ex gobernador, quien dirigió entre 2010 y 2016 al estado petrolero de Veracruz por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) -al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto-, está acusado de desvíos millonarios de fondos públicos, tanto federales como del estado.

El actual gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, dijo el domingo que Duarte realizó un verdadero “saqueo” de las arcas del estado, dejándolo en ruinas, y exigió que él y sus cómplices devuelvan lo robado.

“Hay más órdenes de aprehensión pendientes de ejecutar y procesos de desafuero en marcha. La historia no concluirá con la detención de Javier Duarte. Tendrán que responder frente a los jueces y devolver lo robado todos quienes fueron cómplices del saqueo”, advirtió en un mensaje a medios de comunicación.

DESFALCO MILLONARIO

Yunes señaló que hasta la fecha él personalmente recuperó unos 1,200 millones de pesos (65 millones de dólares), pero que el desfalco sería de miles de millones de pesos más en efectivo y bienes, acusando a familiares de Duarte y otros ex funcionarios de estar involucrados.

Duarte, quien enfrenta cargos por operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada, utilizó estos fondos para comprar inmuebles dentro y fuera de México, mediante testaferros y contratos con empresas fantasma, dijeron las autoridades.

Durante su gestión, Veracruz, uno de los estados más ricos del país por sus recursos petroleros y agrícolas, quedó fuertemente endeudado y se multiplicaron las desapariciones, secuestros y asesinatos, incluyendo una veintena de periodistas.

Sus ex secretarios de Finanzas, de Seguridad Pública y de Infraestructura y Obras se encuentran detenidos bajo distintos cargos. Yunes aseguró que hay más órdenes de aprehensión contra otros funcionarios.

Duarte fue llevado en la madrugada a la cárcel de Matamoros, que está dentro de un cuartel militar en la capital y no está sobrepoblada como otras prisiones de Guatemala. Con el ex gobernador suma 27 reos, dijo a Reuters un vocero.

Conocida como “la cárcel de los políticos”, fue la primera prisión a donde fue llevado el ex presidente Otto Pérez Molina tras su renuncia y detención en 2015 en medio de un escándalo de corrupción en las aduanas.

Allí se encuentra Marvin “El Taquero” Montiel, un sanguinario narcotraficante condenado a 800 años de prisión por el asesinato de decenas de personas.

También están recluidos allí dos diputados que perdieron inmunidad y tres ex diputados detenidos por el caso conocido como de “plazas fantasma”, donde supuestamente contrataron a personal inexistente para quedarse con el dinero de las nóminas.

Via SWI

 

Loading Facebook Comments ...