La capacidad de adaptarse a fuertes cambios

La capacidad que tiene el ser humano para afrontar circunstancias que implican retos o situaciones adversas, es lo que se conoce como resiliencia. No solo la pérdida de un ser querido o las separaciones generan impactos dolorosos, también hay circunstancias que miden nuestra habilidad e inteligencia para adaptarnos y transformar las adversidades en nuevas oportunidades.

El venezolano ha demostrado que, pese a las vicisitudes que enfrenta, puede solventar sus problemas con valores y aspectos generales en positivo. A continuación destacamos los más relevantes:

Solidaridad: Debido a la  escasez de alimentos, medicinas y otros insumos la población en general ha desarrollado redes sociales y estrategias de intercambio y apoyo para cubrir sus necesidades.

Compañerismo: Sentido de la empatía por el prójimo (o próximo) se percibe en los esfuerzos realizados por ciudadanos dentro y fuera del país al abocarse a atender circunstancias relacionadas con la carencia de recursos, servicios o acompañamiento en diversas situaciones.

Fe: En general, las personas se reúnen para pedir a Dios por la situación que atraviesa el país, de manera individual, familiar y en las iglesias.

Administración: De manera progresiva en hogares, escuelas, empresas e instituciones se ha promovido el ahorro como método  para racionar y distribuir eficazmente  los recursos disponibles tanto monetarios como materiales.

Unión: A pesar de la polarización que se vive en el país, la gran mayoría de la población suma esfuerzos para lograr acuerdos al  abordar y resolver situaciones de interés común. Ejemplos: juntas vecinales, parroquiales, entre otras.

Reciclaje y reutilización de productos: han aumentado las iniciativas en este sentido, por ejemplo mayor cantidad de campañas para reciclar vidrio, papel, plástico; así como la reutilización de materiales como electrodomésticos, pilas, cartuchos de impresora, cauchos, baterías, ropa, lo que incide directamente sobre la protección del ambiente.

Emprendimiento: debido al creciente índice de desempleo los venezolanos se han visto en la necesidad de desarrollar nuevas fuentes de negocio e ingresos, en muchos casos con ideas innovadoras en las áreas de manufactura, arte  culinario, tecnología y otras áreas relevantes.  Se han desarrollando ideas de productos o servicios que benefician a la población y se convierten en una alternativa en la actual coyuntura.

Conciencia Social: los  cambios  experimentados en la diversas áreas del acontecer del país, han despertado sensibilidad  social, es decir, en cuanto a  nuestro rol en el engranaje de los diversos aspectos que deben ser atendidos en ámbitos micro y macro del país.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...