Uno de cada cuatro niños sufre acoso desde preescolar y hasta bachillerato

1485807452331

El “bullying” tiende a ser más intenso y frecuente en la escuela primaria. Las víctimas suelen rendir menos académicamente y son más desadaptados. Sin embargo, algunos niños logran superar la victimización y ser exitosos.

Según un estudio de largo aliento realizado en 383 niños que fueron seguidos desde el preescolar y hasta bachillerato, reveló que uno de cada cuatro niños estadounidenses sufre de acoso crónico en la escuela, un problema que puede conducir a mal rendimiento académico y baja autoestima en el largo plazo. Los hallazgos fueron publicados en Journal of Educational Psychology.

“Resulta muy inquietante cuántos niños se sienten acosados en la escuela”, dijo el autor principal, Gary Ladd, profesor de Psicología de la Universidad de Arizona.

“Para maestros y padres, es importante saber que la victimización disminuye a medida que los niños crecen, pero algunos  nunca dejan de sufrir bullying durante sus años escolares”, señaló.

El estudio se inició en Illinois, pero como muchas familias se mudaron durante su década de duración, los sujetos terminaron viviendo en 24 estados diferentes.

Contrariamente a la creencia popular de que el acoso tiene mayor incidencia entre niños mayores, los investigadores encontraron que el acoso era “más severo y frecuente en la primaria y tendía a disminuir para la mayoría de los estudiantes a medida que crecían”, dijo el informe.  Sin embargo, casi una cuarta parte de ellos continuó siendo intimidado por sus compañeros.

El 24% de los niños del estudio sufrieron intimidación crónica a lo largo de sus años escolares, lo cual se relacionó de manera consistente con un menor rendimiento académico y menos participación en la escuela”, indica el estudio.

Los investigadores hicieron anualmente encuestas a los niños y les pidieron que describieran sus experiencias con el bullying y contaran si habían sido golpeados, agredidos o abusados verbalmente por otros niños.

Los autores del estudio también analizaron las evaluaciones de los maestros y los puntajes de las pruebas estandarizadas de lectura y matemáticas. Los niños que fueron acosados o agredidos de manera crónica a lo largo de sus años escolares “tuvieron menor rendimiento académico, una mayor aversión por la escuela y menos confianza en sus habilidades académicas”, dijo el estudio.

Hallazgos similares se observaron en niños que habían sufrido intimidación moderada que aumentó con el paso de los años, un 18% del grupo. Menos problemas académicos fueron observados entre aquellos que sufrieron menos intimidación con el tiempo, alrededor del 26% del grupo, lo que sugiere que los niños pueden recuperarse si la victimización cesa.

“Algunos niños son capaces de escapar de la victimización, y parece que su compromiso escolar y sus logros tienden a recuperarse”, dijo Ladd.

Los niños fueron significativamente más propensos que las niñas a sufrir bullying crónico.  Un total de 32% de los niños dijeron que habían experimentado poca o ninguna intimidación.

Via EL UNIVERSAL

Loading Facebook Comments ...