Hace 116 años nació Antoine de Saint-Exupéry, autor de El Principito

Antoine Marie Jean-Baptiste Roger Conde de Saint-Exupéry1 (Lyon, 29 de junio de 1900-isla de Riou, 31 de julio de 1944) fue un escritor y aviador francés, autor de la famosa obra El principito.

Nacido en una familia aristocrática de la ciudad de Lyon, Antoine de Saint-Exupéry pasó una infancia feliz, pese a la muerte prematura de su padre. Fue un alumno poco brillante. Pasó el bachillerato en 1917 y, tras su fracaso en la Escuela naval, se orientó hacia las artes y la arquitectura. Se hizo piloto cuando estaba cumpliendo el servicio militar en 1921, en Estrasburgo.

En 1926 entra en la compañía Latécoère (la futura Aéropostale) y transporta el correo de Toulouse a Senegal. A finales de 1927 es destinado como jefe de escala a Cabo Juby, entonces bajo administración española. En 1929 se traslada a Sudamérica, y publica sus primeras novelas: Courrier sud, en 1929, y sobre todo Vol de nuit, en 1931, con la que logra un gran éxito; en ambas se inspira en sus experiencias como aviador.

En Buenos Aires, donde conoció a quien sería su esposa, la millonaria salvadoreña Consuelo Suncín, fue nombrado director de la empresa Aeroposta Argentina, filial de la Aéropostale, donde tuvo la misión de organizar la red de América Latina. Tal es el marco de su segunda novela, Vuelo nocturno. En 1931, la bancarrota de la Aéropostale puso término a la era de los pioneros.

Desde 1932, y dadas las dificultades de su empresa, Saint-Exupéry se consagra al periodismo y la escritura. Hace reportajes sobre la Indochina Francesa (hoy Vietnam) en 1934, sobre Moscú en 1935, y sobre España en 1936, previos al inicio de la Guerra Civil en este último país. Sin embargo, no dejó de volar como piloto de pruebas, y efectuó varios intentos de récords, muchos de los cuales se saldaron con graves accidentes: en el desierto egipcio en 1935, y en Guatemala en 1938.2 Sus reflexiones sobre el humanismo las recogió en Terre des hommes, publicado en 1939.

Ese mismo año, fue movilizado por el ejército del aire. Perteneció a una escuadrilla de reconocimiento aéreo. Tras el armisticio forzado por la invasión alemana, se marcha de Francia, y se dirige a Nueva York para intentar que los norteamericanos entren en guerra. Se convierte ya en una de las voces influyentes de la Resistencia.

Al fin, en la primavera de 1944, va a Cerdeña y luego a Córcega en una unidad de reconocimiento que fotografía muy diversas zonas pensando en un desembarco en Provenza. Pero su avión desapareció en una de esas misiones, el 31 de julio de 1944. El misterio de su destino duró décadas; hacia el año 2000 se recuperaron los restos de su avión con la identificación personal.

A continuación te presentamos 20 frases de Antoine de Saint-Exupéry:

1. Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección.

2. Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor.

3. El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.

4. La huida no ha llevado a nadie a ningún sitio.

5. Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.

6. El amor es lo único que crece cuando se reparte.

7. El hombre se descubre cuando se mide con un obstáculo.

8. Uno es para siempre responsable de lo que domestica.

9. Tener un amigo no es cosa de la que pueda ufanarse todo el mundo.

10. Para ver claro, basta con cambiar la dirección de la mirada.

11. Los niños han de tener mucha tolerancia con los adultos.

12. Lo que embellece al desierto es que en alguna parte esconde un pozo de agua.

13. La perfección se logra al fin, no cuando no hay nada que agregar, sino cuando ya no hay nada que obtener.

14. La guerra es una enfermedad como el tifus.

15. Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor.

16. El fracaso fortifica a los fuertes.

17. Aquel que quiere viajar feliz, debe viajar ligero.

18. Para los vanidosos todos los demás hombres son admiradores.

19. Cuando el misterio es demasiado impresionante, es imposible desobedecer.

20. Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.

Vía Panorama

Loading Facebook Comments ...